Teniendo como base las prioridades nacionales definidas en el Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012, en el Programa Nacional de Población 2008-2012 y los Programas Sectoriales pertinentes, las cuales están integradas en el Marco de Cooperación de las Naciones Unidas para el Desarrollo (UNDAF) suscrito entre el Gobierno de México y el Sistema de Naciones Unidas (SNU)para el período 2008-2012, se acordó entre el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y el Fondo de Población de las Naciones Unidas la realización del Programa de País 2008-2012.

El objetivo del Programa de Cooperación 2008-2012 es contribuir a reducir la pobreza y las desigualdades socioeconómicas, a través de intervenciones estratégicas en las áreas de salud sexual y reproductiva, población y desarrollo e igualdad de género.

Las líneas estratégicas para la implementación del Programa comprenden:

a) Fortalecer las estrategias nacionales relacionadas con la agenda de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo.

b) Buscar un enfoque amplio e integral que concierte la cooperación entre los sectores.

c) Asegurar el involucramiento activo de las Instituciones Gubernamentales, Organizaciones de la sociedad civil y empresas privadas en las iniciativas del Programa de País en todos los ámbitos, local, estatal y nacional.

d) Establecer acuerdos de cofinanciamiento para lograr una mejor ejecución de recursos.

e) Buscar y promover la colaboración entre las agencias del Sistema de Naciones Unidas.

f) Basar las estrategias en un enfoque de derechos humanos, igualdad de género y sensibilidad cultural.

g) Enfocar la atención en las poblaciones más pobres, especialmente a las necesidades de los grupos de población excluidos y marginados, en particular los pueblos indígenas, asegurando el acceso a servicios salud reproductiva de calidad adaptados al contexto cultural y que cuenten con el apoyo de las comunidades. En materia de población y desarrollo se promuevan iniciativas y proyectos en temas de información sociodemográfica, desarrollo local y en cuestiones emergentes de población que afectan a los pueblos indígenas, como es la migración.

Para estos efectos, el UNFPA, en estrecha coordinación con el Gobierno de México, promoverá estrategias que establezcan esquemas innovadores de integración y gestión de recursos financieros, promoverá la participación de organismos de la sociedad civil; fortalecerá la vinculación con las instituciones académicas a nivel nacional y estatal; promoverá la participación del sector privado nacional e internacional; y buscará afianzar la cooperación de México con otros países del Sur, fortaleciendo sus capacidades para dar respuesta a los desafíos que plantea la dinámica poblacional en sus respectivas sociedades.

A continuación se indican los principales resultados previstos en los áreas temáticas del Programa.

Salud Sexual y Reproductiva: Capacidades institucionales fortalecidas para asegurar el acceso universal a servicios de calidad en salud sexual y reproductiva, así como el pleno ejercicio de los derechos reproductivos desde una perspectiva de género y sensibilidad cultural.

Población y Desarrollo: Capacidades institucionales y participación de la sociedad civil fortalecidas para formular e implementar políticas y estrategias integrales de población y desarrollo, desde una perspectiva territorial y sustentable ambientalmente.

Igualdad de Género: Una cultura de equidad e igualdad de género promovida y creada, así como capacidades institucionales fortalecidas para la prevención, atención y procuración de justicia sobre violencia de género.

En el desarrollo del Programa de País, se promoverá la vinculación de las principales áreas temáticas con las siguientes áreas transversales.

Información y comunicación: Formular e implementar estrategias de comunicación e información para la difusión de la misión del UNFPA, para promover el cumplimiento de los objetivos del Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo y los Objetivos de Desarrollo del Milenio, así como para apoyar los esfuerzos de abogacía para fortalecer el propio programa de cooperación 2008-2012.

Jóvenes y Adolescentes: Proteger los derechos de las y los jóvenes y adolescentes y promover un ambiente para que las niñas y niños puedan desarrollarse en un ambiente óptimo, libres de expresar sus opiniones y con una vida libre de pobreza, discriminación y violencia.

Cooperación Sur-Sur: Incorporar modalidades de apoyo a la cooperación Sur-Sur, compartiendo experiencias exitosas y promoviendo el uso de las capacidades profesionales e institucionales mexicanas para apoyar los esfuerzos de cooperación para el desarrollo.

Promoción en el avance de los objetivos de la CIPD y los ODM: Proporcionar apoyo para posibilitar el fortalecimiento en el cumplimiento de los objetivos planteados en la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo y los Objetivos de Desarrollo del Milenio mediante el estudio de indicadores que determinen las necesidades prioritarias como parte de la estrategia de crecimiento económico sostenido y el desarrollo sustentable.

Mecanismos de Coordinación y Evaluación
Con la finalidad de fortalecer la cooperación y optimizar esfuerzos se creó un Comité Nacional de Coordinación y Evaluación (CNCE). Dicho Comité está integrado por representantes de la Secretaría de Relaciones Exteriores, el Consejo Nacional de Población, la Secretaría de Salud, el Instituto Nacional de las Mujeres y del UNFPA México. El Comité se reúne de forma regular para analizar el desarrollo del Programa, incluyendo las propuestas de proyecto presentadas por las diferentes contrapartes.
El CNCE tiene entre sus atribuciones las de:

 Aprobar la asignación de los recursos de los proyectos.

 Revisar y aprobar la estrategia general y el plan de movilización de recursos.

 Analizar y opinar sobre la implementación del Programa y establecer las medidas necesarias para mejorar o corregir la implementación del mismo.

 Proporcionar guías estratégicas para la futura implementación del Programa.

 Hacer recomendaciones para facilitar su eficiencia y fomentar la cooperación interinstitucional.

 Vigilar que las acciones en su conjunto respondan a las líneas estratégicas que promovidas por el mismo Programa de País.

 Revisar si estas líneas estratégicas siguen siendo válidas en el trascurso del tiempo.

 Apoyar iniciativas de movilización de recursos.