Comunicado de prensa

Las parteras y las mujeres pueden colaborar para movilizarse y unirse hacia el objetivo común de la igualdad de género.

5 Mayo 2020
  • En los últimos 25 años el mundo ha logrado reducir casi a la mitad las muertes maternas, pero cada año mueren todavía unas 300,000 mujeres en el embarazo o el parto, y casi 3 millones de niña/os no sobreviven las primeras cuatro semanas de vida.
  • Las parteras profesionales y tradicionales trabajan con las mujeres a diario, colaborando en sus cuidados durante el proceso de antes del embarazo, durante el embarazo, el parto y el puerperio. Las parteras y las mujeres están ante una oportunidad única para establecer relaciones de reciprocidad y confianza en el curso de vida de la salud sexual, reproductiva, materna y neonatal sobre todo en tiempos de la pandemia del COVID-19.
  • De acuerdo a un reciente estudio del UNFPA, a nivel global, se resalta que únicamente el 51 por ciento de las mujeres en los países de bajos ingresos se benefician de la atención calificada durante el parto. Contar con parteras profesionales y tradicionales bien capacitadas podría ayudar a evitar alrededor de dos terceras partes de todas las muertes maternas y neonatales y a prestar el 87 por ciento de todos los servicios esenciales de salud sexual, reproductiva, materna y neonatal.
  • En México, las proyecciones para 2030 indican que la población crecerá en un 19% hasta llegar a 143.7 millones de habitantes. La medicalización del parto ha tenido repercusiones en la calidad de los servicios, siendo la más notable la realización de cesáreas innecesarias. La incorporación de las parteras profesionales en todos los niveles de atención, favorece el parto respetado, permitiendo que los tiempos y las intervenciones respondan a los procesos fisiológicos del nacimiento y logrando así la conexión entre el bebé y la mamá. En este contexto, se requerirán servicios de partería que respondan a un estimado de 3.1 millones de embarazos al año, esto implica el reto de fortalecer la atención primaria a la salud y organizar de manera equitativa los servicios de salud sexual, reproductiva, materna y neonatal (SSRMN) a cargo de parteras profesionales.
  • Incrementar el número de profesionales con competencias en el continuo de la atención de salud sexual, reproductiva, materno y neonatal, promover el empoderamiento de mujeres en torno a su salud, organizar servicios con las mujeres al centro, son acciones clave que ayudarán a cumplir con la Agenda de Desarrollo Sostenible.
Ciudad de México, 5 de mayo de 2020.- La Asamblea Mundial de la Salud ha designado 2020 el Año Internacional del Personal de Enfermería y de Partería. El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Confederación Internacional de Matronas (ICM), el Consejo Internacional de Enfermeras y la campaña Nursing Now, unen esfuerzos en esta iniciativa que durará un año entero y celebra la labor del personal de enfermería y partería, la cual pone de relieve las difíciles condiciones que suelen enfrentar y promueve el aumento de las inversiones en estas profesionales.
Las parteras profesionales son la columna vertebral de los sistemas de salud materna, ya que realizan tareas que van mucho más allá de atender partos. Esta crisis ofrece una oportunidad para que todas y todos hagamos más para contribuir a los esfuerzos de las parteras y a la salud y los derechos sexuales y reproductivos de todas las mujeres en el mundo.
Las parteras brindan apoyo a las mujeres en sus momentos más vulnerables. Día tras día, defienden el derecho humano a tener un embarazo y un parto seguros, a pesar de que ellas mismas a menudo enfrentan situaciones de discriminación, acoso sexual y desigualdad salarial. Ahora, estos desafíos se ven exacerbados por el miedo y la incertidumbre que provoca la COVID-19.
El UNFPA está apoyando a las parteras que se encuentran en la primera línea de respuesta a la COVID-19 en todo el mundo, proporcionándoles insumos y equipo de protección personal; fortaleciendo la capacidad de los sistemas de salud de modo que los servicios de maternidad no sean interrumpidos; y asegurándose de que las mujeres embarazadas y lactantes –incluidas aquellas que están en cuarentena– reciban la atención oportuna que necesitan.
El Fondo de Población de las Naciones Unidas sitúa a las parteras profesionales como especialistas en el cuidado de la atención en el ciclo de vida de las mujeres y aboga para que la partería sea reconocida como parte integral de las agendas nacionales, regionales y mundiales de salud respondiendo al ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos y señala que para que el avance de la partería profesional en el sistema de salud sea sostenible, es necesario trabajar simultáneamente en diferentes ámbitos.
“Hagamos un frente común, con y a favor de las parteras, para priorizar y proteger la salud y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, incluso en estos momentos tan difíciles” Dra. Natalia Kanem, Directora Ejecutiva del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).
En este Día Internacional de la Partera, el UNFPA renueva su compromiso de colaborar con diversos actores clave que impulsen la formación de buena calidad, que generen buenas condiciones de trabajo, que actualicen normas y regulaciones y que favorezcan la práctica profesional de las parteras dentro de una red de atención funcional para garantizar el ejercicio de los derechos sexuales y
reproductivos.
En el UNFPA aplaudimos la labor de todas las parteras, y nos comprometemos a apoyarlas a través de nuestra colaboración con los gobiernos nacionales con el fin de protegerlas aún más en este contexto de pandemia por COVID-19.
 
Para mayor información o entrevistas favor de contactar a:
Claudia Martínez
Comunicación
Cel. 04455-4522-4231
martinezdavila@unfpa.org