Usted está aquí

Salud sexual y reproductiva

Los derechos sexuales y reproductivos son parte integral de los derechos humanos y su ejercicio es esencial para el goce de otros derechos y para alcanzar los objetivos y las metas de desarrollo sostenible al 2030.
Sin embargo, el acelerado y continuo avance de la pandemia de COVID-19, pone en riesgo los derechos sexuales y reproductivos. El número de mujeres que no tiene acceso a servicios de SSR se ha incrementado, aumentando el número de mujeres viven embarazos no deseados, que enfrentan violencia sexual y de género y otras prácticas nocivas.

La mortalidad materna es un indicador de las desigualdades y una violación de los derechos humanos, considerando que las muertes maternas en son, en su mayoría, prevenibles. Son particularmente preocupantes las elevadas tasas de muertes maternas ocasionadas por la pandemia del COVID-19, en gran medida debidas a la dificultad para acceder a servicios adecuados de salud sexual y salud reproductiva.

A pesar de los avances en la cobertura del tratamiento antirretroviral y en la disminución de la transmisión vertical del VIH, continúan vigentes desafíos en materia de conocimiento y prevención del VIH/SIDA, la eliminación del estigma y la discriminación, que siguen siendo tareas pendientes, en especial con personas LGBTIQ, trabajadoras del sexo, las mujeres que viven con VIH/SIDA, las personas que usan drogas y otros grupos clave.

Asimismo, es preocupante la demanda insatisfecha de anticoncepción entre la población que vive en la pobreza y en áreas rurales, entre los pueblos indígenas y las personas afrodescendientes y grupos en condición de vulnerabilidad como mujeres, adolescentes y jóvenes y personas con discapacidad.

Debido al COVID-19, se espera que al menos 878,579 mujeres interrumpirán el uso de métodos anticonceptivos modernos. Por lo tanto, se estima que ocurran: 114,600 embarazos no planeados; 52,700 abortos; 200 muertes maternas y 2,636 muertes neonatales.

Nuestros desafíos

En el 2018, la razón de mortalidad materna (RMM) era de 29.5 defunciones por cada 100 mil nacimientos, cifra por encima de la meta establecida para 2015, como parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible ODM (22.2). El COVID-19 ha acentuado por mucho esta problemática y se ha convertido en la primera causa de muerte materna: en la semana 24 del 2020, la RMM se elevó a 36.2 y esa misma semana para el 2021, alcanzó la cifra de 46.2. Se considera que lo anterior se debe, en gran parte, a la deficiente disponibilidad, accesibilidad y calidad de servicios en el continuo de la atención a la salud sexual y reproductiva, materna y neonatal.

Son también preocupantes las desigualdades en el acceso a servicios de SSR, por ejemplo, 14.6% de las mujeres sin escolaridad no conocen métodos anticonceptivos, comparado con el 98.7% a nivel nacional.

Aún se requiere fortalecer e l acceso a los servicios de SSR para poblaciones en situación de vulnerabilidad: con discapacidad, en situación de calle, LGTBIQ, pueblos indígenas, migrantes, entre otros.

Debido a la fragmentación del sector salud, se requiere fortalecer la atención primaria a la salud, así como la eficiencia, la referencia y la contra-referencia  y capacidad resolutiva de las redes de servicios de salud. En especial de salud sexual y reproductiva (SSR) y de salud materna y neonatal (SMN)

Las epidemias del VIH SIDA, estigma y discriminación siguen en aumento particularmente en poblaciones clave.

Aunado a lo anterior, existe un amplio desconocimiento y falta de estrategias efectivas sobre la reducción de riesgos de desastres (RDD), la respuesta en emergencias y de su vinculación con la SSR/SMN.

Nuestras estrategias

Para contribuir a fortalecer el acceso a la SSR en el primer nivel de atención, el UNFPA ha impulsado las siguientes acciones:

Se ha brindado equipo de protección a personal de salud (caretas quirúrgicas, mascarillas, guantes, batas desechables, etc.), incluyendo a parteras tradicionales y profesionales.

Se han impartido capacitaciones en: planificación familiar (PF), anticoncepción, atención materna con énfasis en atención a emergencias obstétricas, prevención y atención de la VBG, atención psicológica de emergencia, reducción de riesgos de desastres en el sector salud. Cursos a distancia y campus virtual. A junio 2021, se ha logrado capacitar a más de 2,000 personas en los distintos temas.  

Se han elaborado cápsulas informativas sobre prevención de COVID-19 y SSR.

Se han desarrollado publicaciones y se han llevado a cabo seminarios virtuales sobre el impacto de la COVID-19 en la SSR, la PF y los grupos indígenas.

Se cuenta con una colección de 6 manuales de capacitación disponibles en la página Web del UNFPA México.

Se cuenta con 6 cursos virtuales de capacitación en temas de SSR, con énfasis en emergencias.

Metodología para elaborar diagnósticos que permite un índice del funcionamiento de las redes de servicios de SSR.

Se cuenta con una metodología para elaborar mapas de riesgos y planes de acción para la reducción de riesgos de desastres.

Se proporcionó equipamiento básico para asegurar la capacidad resolutiva de centros de salud, con énfasis en SSR.

Recursos